¿Cómo cambiar la tela de una mosquitera corredera?

¿Cómo cambiar la tela de una mosquitera corredera?

Cambiar la tela de una mosquitera es, probablemente, una de las reparaciones más frecuentes de las correderas. Si nunca has tenido que enfrentarte a esta situación, puede que te preocupe no ser capaz de hacerlo. Ya te adelantamos que es de lo más sencillo, que no necesitas herramientas específicas y, después de nuestras indicaciones, solo te va a llevar unos minutos.

Consejos para cambiar la tela de una mosquitera

Hay que empezar recordando que las mosquiteras correderas son muy prácticas, porque se instalan directamente en el marco de la ventana, simplemente encajando sus ruedas en el espacio libre en la guía superior e inferior. Y, además, son muy duraderas. Especialmente si están fabricadas con malla de fibra de vidrio, como es nuestro caso. Aunque también hemos pensado que es interesante contar con mosquiteras correderas de tela metálica para mascotas y las hechas con malla antipolen para reducir en riesgo a alergias. Como ves, una variedad de opciones para tener respuesta a las distintas necesidades de una vivienda.

Pero, volvamos al tema que nos interesaba explicar, es decir, lo que se refiere a cómo cambiar la tela de una mosquitera. Esa durabilidad no significa que sea imposible que la malla no pueda sufrir algún daño por distintas situaciones, generalmente relacionadas con las agresiones climáticas. A veces, aunque limpiar una mosquitera es fácil, puede haberse acumulado tanta suciedad que prefieras optar por sustituir la tela de tu mosquitera.

Sea cual sea tu motivo para cambiar la tela de una mosquitera, te resumimos las claves para que no te resulte nada complicado y el acabado sea perfecto. Eso sí, te recomendamos que adquieras los rollos de recambio del fabricante, para que haya ningún problema. Con MosquiterasBaratas.com esa opción es factible porque elaboramos todos nuestros artículos y ponemos a tu alcance las mismas piezas que hemos usado en su elaboración.

Claves del cambio de la malla de una mosquitera

Para que te resulte más sencillo entender el proceso de sustitución de la tela de tu mosquitera, lo dividiremos en tres apartados: las herramientas, la medición y el paso a paso.

1. Herramientas que necesitas

  • Un metro, pero recuerda que no valen los de costura, tienes que usar una cinta métrica metálica y con bloqueo, para que no cometas errores al tomar la medida de la tela.
  • Un destornillador
  • Un cúter
  • La tela metálica
  • Burlete de goma para mosquiteras correderas
  • Un rodillo de montaje. Esta última herramienta es la única que es específica para mosquiteras, ya que sirve para empujar al burlete y que quede perfectamente encajado en el perfil de aluminio. Si adquiriste tus mosquiteras desmontadas, es probable que estuviese incluido en el kit. En cualquier caso, en nuestra tienda online puedes comprarlo o, en su defecto, usar algún útil similar, siempre que te asegures de que no es punzante para que no raje el burlete.

2. Cómo medir la malla

Es muy importante medir correctamente las dimensiones de la tela de la mosquitera que vas a sustituir. Suele resultar muy práctico que midas la propia pieza de malla que has quitado, siempre que la extiendas bien, sobre una superficie plana y compruebes que no tiene pliegues o arrugas. Además, no olvides:

  • que las medidas tienes que expresarlas en milímetros
  • mide en varios puntos distintos la altura y el ancho para comprobar que no te has equivocado
  • deja un excedente de 10 centímetros por cada lado, para evitar sustos

3. Paso a paso para cambiar la tela de una mosquitera

Ahora que ya tienes las herramientas y has medido las dimensiones de la tela de tu mosquitera, procedemos a explicar los pasos para la sustitución:

  • Quita el burlete que fija la tela al perfil de la mosquitera, comenzando por la esquina donde se unen los extremos. Te puedes ayudar de un destornillador o herramienta similar. Una vez encuentras la punta, solo tienes que tirar suavemente para sacarlo de todo el diámetro. Si tienes cuidado al sacarlo, podrías volver a usar el mismo, aunque te recomendamos que aproveches para poner uno nuevo. Su precio es realmente barato y merece la pena asegurarte de que la tela queda bien sujeta.
  • Quita la tela de la mosquitera y coloca la nueva sobre la estructura, buscando que esté bien centrada y te quede sobrante similar por todos los lados. Comienza a poner la tela a unos 3 centímetros de una esquina y ve presionando el burlete con el rodillo para ir fijándola. El momento más delicado es cuando llegas a una esquina, porque tendrás que tensar la malla para que no haga arrugas. Debes hacerlo con cuidado, ya que si te excedes podrías descuadrar las medidas.
  • Cuando llegas a la última esquina, revisa que la tela ha quedado bien extendida, encuadrada, recta y fijada por el burlete. Es el momento de recortar los sobrantes, para lo que puedes ayudarte del cúter.

Últimas aclaraciones sobre las telas de mosquiteras

Tres sencillos pasos, como has visto, son suficientes para cambiar la tela de una mosquitera. Te aconsejamos que, ya que te decides, aproveches para elegir una malla de calidad. Actualmente, las más recomendables son las de fibra de vidrio. En nuestro caso, cuentan con el certificado CONFIDENCE TEXTILE, lo que asegura que es un material libre de sustancias nocivas y que ha pasado los más rigurosos controles de análisis de su composición química.

Claro que, también puedes optar por colocar una tela metálica si tienes mascotas en casa o una malla antipolen para mejorar la calidad del aire que se respira en esos interiores, porque no solo son útiles para combatir las alergias.

Una de las ventajas añadidas de nuestras mosquiteras es su durabilidad. Inviertes en un producto de máxima calidad que con garantías de que estará en perfecto estado muchos años. Pero, además, puedes encontrar repuestos para reparar los posibles desperfectos y que queden como nuevas. Ahora que te hemos demostrado lo sencillo que es cambiar la tela de una mosquitera, seguro que te animas a hacerlo tu mismo. En nuestra tienda hay disponibles rollos de mallas en distintas alturas, para que no tengas ningún problema al encontrar la tuya.

Entradas relacionadas

Compartir