¿Las moscas pican?

Cada verano, justo cuando las temperaturas suben y el aire se llena de aromas veraniegos, las moscas, aunque con un periodo de vida corto, también vuelven y hacen acto de presencia con las...

¿Las moscas pican?

Cada verano, justo cuando las temperaturas suben y el aire se llena de aromas veraniegos, las moscas, aunque con un periodo de vida corto, también vuelven y hacen acto de presencia con las molestias que esto conlleva. Pequeñas, persistentes y cansinas, estas diminutas criaturas tienen el don de convertir un día de sol perfecto en un tormento insoportable. 

No solo son molestas por su insistente presencia; su actividad en torno a la comida y a nuestras cabezas las convierte en intrusas verdaderamente indeseables. Los picnics, las barbacoas y las reuniones al aire libre se ven inevitablemente acompañadas de la batalla continua para mantenerlas alejadas

¿Es cierto que las moscas muerden?

Seguro que lo único que te ha incordiado de las moscas no es su sola presencia sino que en ocasiones has sentido como un pinchazo cuando tenías una mosca sobre la piel ¿Verdad? es por eso que muchos han llegado a cuestionarse si las moscas muerden. 

Pues bien, la sensación de dolor y la irritación que experimentamos tras un contacto con ellas ha llevado a muchos a pensar que, como los mosquitos, las moscas también tienen la capacidad de picar. Sin embargo, esta creencia es incorrecta: las moscas no pican, muerden.

Para entender por qué las moscas no pican, primero debemos mirar su anatomía. Las moscas no poseen un aparato bucal adaptado para picar, como lo hacen los mosquitos, sino que tienen piezas bucales modificadas para morder y raspar. Estas piezas, llamadas labios cortadores y mandíbulas, están diseñadas para romper la piel y acceder a los fluidos corporales de su huésped. 

Las moscas mordedoras, como las moscas de los establos (Stomoxys calcitrans), utilizan sus mandíbulas para perforar la piel. Durante este proceso, inyectan una sustancia anticoagulante para mantener la sangre fluida y facilitar su alimentación. Este acto de morder, en lugar de picar, es lo que causa el dolor inmediato que sentimos.

¿Qué pasa si me pica una mosca?

El dolor asociado con las mordeduras de las moscas se debe a varios factores. Primero, la penetración de la piel con sus mandíbulas es mecánicamente invasiva, similar a un corte o una perforación. Luego, la saliva que inyectan contiene sustancias que pueden causar inflamación y una reacción local en la piel. Esto no solo amplifica la sensación de dolor sino que también provoca una respuesta alérgica en algunas personas, aumentando el enrojecimiento y la hinchazón alrededor de la herida.

Además, el acto de morder, en comparación con la picadura de un mosquito, que utiliza una probóscide más fina y menos intrusiva, es más doloroso debido a la mayor presión ejercida sobre la piel y la ruptura de los tejidos superficiales. 

Sin embargo, aunque las mordeduras de moscas son dolorosas y pueden ser irritantes, generalmente no son peligrosas. Eso sí, es importante tener en cuenta que las moscas, al alimentarse de diferentes animales y materiales en descomposición, pueden ser vectores de enfermedades y pueden transmitir patógenos a través de sus mandíbulas. Por lo que mantener las áreas limpias y utilizar mosquiteras como las mosquiteras enrollables, las mosquiteras correderas o las mosquiteras para balcón que, además, permiten el paso del aire puede ayudar a reducir el riesgo de mordeduras.

Para prevenir las mordeduras de moscas, es crucial tomar medidas como instalar mosquiteros, utilizar repelentes y mantener la higiene en áreas donde las moscas son comunes. Evitar atraerlas, minimizando la exposición de alimentos y residuos, también es una estrategia eficaz.

¿Cuáles son las moscas que pican?

Las moscas que pican son diversas en cuanto a especies y características. A continuación, veremos más a fondo cada tipo de mosca que muerde, sus hábitats y comportamientos.

 

  • 1. Mosca de los establos (Stomoxys calcitrans): La mosca de los establos, también conocida como mosca mordedora, se asemeja a la mosca doméstica común pero tiene una trompa rígida que utiliza para perforar la piel y alimentarse de sangre. Se encuentra comúnmente en áreas rurales, establos y granjas. Estas moscas suelen atacar tanto a animales como a humanos, especialmente alrededor de las piernas y los tobillos. Las picaduras de la mosca de los establos son muy dolorosas debido a su trompa que rasga la piel. Pueden causar irritación, hinchazón y, en algunos casos, reacciones alérgicas.
  • 2. Mosca tsetsé (Género glossina): La mosca tsetsé es fácilmente reconocible por su probóscide larga y sus alas que se pliegan sobre su abdomen en forma de tijera. Estas moscas son vectores de la tripanosomiasis africana, o enfermedad del sueño. Son nativas del África subsahariana y se encuentran en hábitats de sabana y bosques. La mosca tsetsé se alimenta durante el día y es atraída por los colores oscuros y el movimiento. Las picaduras de la mosca tsetsé son dolorosas y pueden transmitir enfermedades graves como la tripanosomiasis, que afecta el sistema nervioso central en humanos y animales.
  • 3. Mosca de los ciervos (Género chrysops): La mosca de los ciervos tiene un cuerpo robusto, ojos grandes y una probóscide adaptada para cortar y succionar sangre. Estas moscas tienen alas con patrones oscuros distintivos. Se encuentran en áreas boscosas y cercanas a cuerpos de agua. Atacan principalmente durante el día y son atraídas por el movimiento y el calor corporal. Las picaduras de la mosca de los ciervos son dolorosas y pueden dejar ronchas grandes y dolorosas. Aunque no son vectores comunes de enfermedades en humanos, pueden causar infecciones secundarias debido a la irritación de las picaduras.
  • 4. Mosca del caballo (Género tabanus): Las moscas del caballo son grandes, con cuerpos robustos y ojos que pueden tener colores iridiscentes. Su probóscide corta la piel para succionar sangre y generalmente se conocen como tábanos. Frecuentan áreas húmedas y cercanas a cuerpos de agua. Atacan principalmente a ganado y caballos, pero también pueden picar a humanos. Sus picaduras son extremadamente dolorosas y pueden causar irritación severa y sangrado. En el ganado, las moscas del caballo pueden disminuir la productividad debido al estrés y la pérdida de sangre.
  • 5. Mosca de la arena (Género lutzomyia y phlebotomus): Las moscas de la arena son pequeñas y tienen cuerpos cubiertos de pelos con alas que se mantienen en forma de V cuando descansan. Son conocidas por ser vectores de la leishmaniasis. Prefieren ambientes cálidos y húmedos. Son más activas durante el crepúsculo y la noche, cuando pican y succionan sangre. Sus picaduras pueden ser muy dolorosas y a menudo causan una reacción alérgica severa con picazón intensa. La transmisión de leishmaniasis es una preocupación grave en muchas áreas tropicales y subtropicales.

 

Por suerte, si te estás preguntando si las moscas de la humedad pican, que son las que encontramos en nuestras casas o alrededores, la respuesta es no. La mala noticia, es que las moscas comunes sí pueden llegar a morder creando un ligero dolor, aunque bastante susceptible. 

Categorías : Mosquiteras

Compartir