Nuestra tienda web utiliza cookies para ofrecer una mejor experiencia de usuario. Le recomendamos que acepte su uso para disfrutar plenamente de su navegación.

Airfilter ayuda a cuidar tu SALUD

 

POLEN

La polinosis es una enfermedad alérgica que se suele potenciar estacionalmente. Se caracteriza por una reacción alérgica inducida por pólenes. Los granos de polen que se depositan en las mucosas de las vías respiratorias desencadenan una interacción entre los alérgenos del polen y la lgE presente en la superficie de los mastocitos.

Como resultado, el sistema inmunitario interviene con la liberación y producción de mediadores químicos que inflaman las vías respiratorias, con la consiguiente aparición de síntomas como rinitis, conjuntivitis, tos, asma bronquial, etc. Basándose en la presencia de los signos clínicos típicos y en la reagudización estacional de la alergia al polen, no es difícil llegar a la definición del diagnóstico realizando pruebas cutáneas con extractos alergénicos.

Para el tratamiento de la polinosis, el paciente dispone de varios fármacos, también cuenta con una vacuna, que consiste en la administración de dosis progresivamente crecientes de extractos de polen sensibilizantes.

Sin embargo, la malla Airfilter ofrece alta protección ante las partículas alergénicas que afectan a la población. Su eficacia está certificada por el Centro Europeo para la Fundación e Investigación de las Alergias (ECAR).


 

CONTAMINACIÓN



Solo en el 2019, alrededor de 30.300 personas murieron en España por contaminación atmosférica según la ONG Ecologistas en acción. Este documento tomó como referencia los datos de la Organización Mundial dela Salud (OMS).

Según este estudio, la contaminación del aire supera la mortalidad anual de enfermedades como el SIDA, la violencia y el tabaquismo.

La contaminación atmosférica, que en ciudades es provocada principalmente por el tráfico motorizado, agrava enfermedades respiratorias y cardiovasculares por su alto nivel de toxicidad que ingresa al cuerpo.

Nuestra malla Airfilter trabaja como una barrera que impide el ingreso a las partículas en suspensión de agentes contaminantes que se encuentran en las vías urbanas. Esto se transforma en un considerable descenso en los niveles de contaminación en el aire que ingresa a nuestro hogar.

 

POLVO

Las partículas de polvo conviven con nosotros y hemos aprendido a normalizar su existencia y a limpiar nuestro hogar regularmente para eliminarlo; sin embargo, convivir con ellas no implica que sean inofensivas. El polvo es causante o agravante de distintas enfermedades relacionadas principalmente con el sistema respiratorio y la vista. Algunas de estas son: alergias, congestión, bronquitis, asma y afecciones respiratorias congénitas.

El polvo es el segundo agente causante de alergias después del polen, con un 23% según un informe de control de alergénicos de la Sociedad Española de Alergología e Inmunología Clínica, SEAIC.

Cuando las partículas son lo suficientemente grandes, nuestro sistema respiratorio reacciona como defensa y provoca un estornudo en su búsqueda para expulsarla. Sin embargo, cuando estas son más pequeñas tienen a alojarse en los pulmones y generar enfermedades del tipo respiratorio.

Las agencias gubernamentales controlan la calidad del aire exterior, pero Airfilter se encarga de filtrar el aire que ingresa en nuestros hogares. Gracias a la composición de su malla, Airfilter tamiza las pequeñas partículas de polvo que pueden ingresar a nuestro hogar mediante la circulación del aire, permitiendo que un aire libre más limpio ingrese a nuestro hogar.


 

INSECTOS



Los insectos suelen ser concebidos como animales inofensivos, pueden resultar incómodos pero, salvo con algunas especies venenosas, no solemos temer de estos animales. Sin embargo, el animal que toma más vidas al año es el mosquito, con 750.000 muertes a nivel mundial.

Los mosquitos transportan virus mortales de una persona a otra con solo una mordedura. Enfermedades como la malaria, el dengue, la fiebre amarilla, entre otros, son responsabilidad de estos insectos.

En el mundo existen más de 2.500 especies de mosquitos. Es un animal resistente a temperaturas extremas y ha sabido adaptarse para sobrevivir ante distintos agentes fumigantes que se han usado a lo largo de la historia.

Un claro ejemplo de esto es el conocido mosquito del dengue, Aedes aegypti, que se ha adaptado a los entornos urbanos y ha encontrado la forma de preservar su especie. Este insecto se alimenta de sangre humana y aprovecha cualquier acumulación de agua para depositar sus huevos.

Muchos expertos han coincidido en que la forma más eficaz y sostenible de evitar, tanto la picadura de un mosquito como su procreación de éste en nuestros hogares, es con el uso de mosquiteras en nuestras ventanas y puertas. Con el uso de la malla Airfilter en la mosquitera se puede obtener protección extra mientras se crea un hogar seguro y libre de insectos.

 

AEROSOLES

También conocidos como aeroparticulas, los aerosoles son la mezcla de compuestos muy pequeños en forma de líquido, sólidos y gases suspendidos en el aire.

Los efectos que puede generar la inhalación de estas partículas son diversos y se vienen estudiando desde hace varios años. Las partículas de aerosol de origen biológico generalmente se depositan sobre una superficie más rápidamente por su grosor. Por ende, como indica la Organización mundial de la salud, presentan mayor variabilidad espacial dentro de una misma región (OMS, 2002). En estas fracciones se pueden encontrar especies viables tales como virus y bacterias.

Las partículas con diámetros mayores de 10 μm, como las que expulsa el ser humano, se depositan por sedimentación en la nariz y garganta.

Estas partículas se pueden propagar mediante eventos naturales como tormentas, viento o movimiento de los seres vivos y se ha comprobado que su combustión no las elimina en su totalidad.

La malla Airfilter posee una alta eficacia en la filtración de este tipo de partículas, actuando como una barrera que retiene los aerosoles biológicos y químicos que puedan ser perjudiciales para el ser humano. Numerosos estudios han encontrado una asociación significativa entre la exposición a partículas de aerosol y la mortalidad y morbilidad en ciertas personas. Otros estudios recientes han demostrado que estas partículas pueden generar respuestas inflamatorias en las vías respiratorias.